El TSJC y el ICAB firman un protocolo para promover la mediación


El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) han firmado un protocolo de actuación para promover la mediación como herramienta de resolución de conflictos.

Este lunes, 20 de juliol, ha tenido lugar el acto de firma en la sede colegial por parte de Mercè Caso, jueza Decana de Barcelona, ¿¿Jaume Illa, Secretario de Gobierno del TSJC y Mercè Claramunt, Diputada de la Junta de Gobierno del ICAB responsable del CEMICAB.

El objeto de este Protocolo es coordinar la acción de las instituciones firmantes en relación a la derivación a las partes de un proceso judicial a una sesión informativa de mediación para que las partes tomen en consideración y puedan valorar el acogerse a la misma.

Desde los juzgados se deberá tener en cuenta y evaluar la viabilidad inicial del proceso de mediación en el caso concreto y desde el CEMICAB se realizará un proceso de apoyo técnico de las personas mediadoras, designando a dos personas mediadoras para cada proceso de mediación, al menos una de las cuales tendrá acreditada experiencia y solvencia en el ámbito concreto y desempeñará un papel de tutorización. No se derivarán a mediación aquellos supuestos donde no exista como mínimo tres meses entre la derivación y el señalamiento, salvo que por parte del órgano judicial y por razón de urgencia o de la materia, se estime que la mediación se podría llevar a cabo en un período inferior.

El protocolo es de aplicación en los juzgados de la jurisdicción civil y mercantil y en los juzgados especializados en familia de la Ciudad de Barcelona y entrará en vigor a 15 de septiembre de 2015.

El CEMICAB es el Centro de Mediación del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona y se inauguró hace 4 años. El CEMICAB tiene como finalidad promover e intervenir en el ámbito de la mediación, y facilitar a los interesados, ya sean ciudadanos, abogados, o instituciones, una relación de profesionales que acrediten una experiencia y/o formación previa como mediadores.

Desde su creación, el centro ha participado en la formación de personas mediadoras, ha actuado como impulsor de la mediación y colaborador para garantizar la prestación de orientación sobre la mediación a toda la ciudadanía.